Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
consejería niñez y adolescencia
Discursos

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la firma de acuerdos para la construcción de centros de desarrollo infantil

septiembre de 2012

“Quisiera aprovechar esta oportunidad aquí en esta Cumbre de Gobernadores para terminar de nombrar mi Gabinete.

Quiero anunciar que el próximo Ministro del Interior será el doctor Fernando Carrillo, el próximo Ministro de Medio Ambiente, será el doctor Juan Gabriel Uribe. El resto de los ministros que no han sido confirmados están siendo confirmados en este momento.

El Gabinete queda de la siguiente manera:

Ministro del Interior, Fernando Carrillo; Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas; Ministra de Justicia, Luz Stella Correa; Ministra de Educación, María Fernanda Campo; Ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo; Ministro de Minas y Energía, Federico Renjifo; Ministra de Transporte, Cecilia Álvarez; Ministro de Salud, Alejandro Gaviria; Ministra de Cultura, Mariana Garcés; Ministro de Vivienda, Germán Vargas; Ministro de Trabajo, Rafael Pardo; Ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín; Ministro de las Comunicaciones, de la Información y la Tecnología (MinTIC), Diego Molano; Ministro de Ambiente, Juan Gabriel Uribe; Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón; Ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados. Y a esa lista podemos agregarle al Ministro Consejero de la Presidencia para el Diálogo Social y la Movilización Ciudadana, ‘Lucho’ Garzón.

Así quedó conformado el Gabinete para este segundo tiempo.

La verdad es creo que es un Gabinete extraordinario y será un equipo listo a trabajar con los señores gobernadores.

Es importantísimo que cada uno de los ministros esté permanentemente dispuesto a coordinar, a apoyar y a trabajar con los departamentos al igual que con los municipios. Ahí reside en buena parte la eficacia de la acción del Estado, en esa coordinación en los diferentes niveles de gobierno.

Por eso en la primera reunión del Gabinete, una de las instrucciones será que trabajen de la mano de los señores gobernadores y trabajen con los alcaldes, porque así se van a obtener mejores resultados, sin duda alguna.

Toda sociedad, todo país que tiene bien establecida, claramente establecidas sus prioridades, que saben qué debe ir primero y qué debe ir después, esa sociedad tiene siempre un mejor futuro.

Así lo ha demostrado la historia; lo ha demostrado la historia del desarrollo económico y social del planeta, de los países. Los países que tienen visión de largo plazo y que establecen en forma correcta sus prioridades, son los países que triunfan, los países que salen adelante. Eso podría, en cierta forma, aplicarse también a las empresas, a las personas.

Por eso me complace tanto estar hoy aquí, aquí en este pedacito de cielo, el Quindío, en esta Cumbre de Gobernadores sobre un tema que debe ser prioritario y que se está convirtiendo en un tema prioritario, afortunadamente, para todos los niveles de gobierno.

El que ustedes le hayan dedicado dos días enteros a discutir, a analizar y a trabajar por nuestros niños y jóvenes, eso quiere decir que tienen bien establecidas sus prioridades.

Es un paso importantísimo, porque eso es lo que nos va a asegurar un mejor futuro; la primera infancia, cero a seis años.

Está más que comprobado que la inversión más rentable, la que produce más frutos a una sociedad, es la inversión que se hace en la primera infancia. Por una sencilla razón, porque en ese momento es cuando cualquier ser humano, hombre o mujer, comienza a aprender a aprender. Ahí es donde se forma básicamente para poder luego desarrollarse a través de su vida.

Si descuidamos esa parte de la vida, esa primera infancia, esa persona siempre estará rezagada; nunca tendrá la capacidad de alcanzar a quien sí tuvo el cuidado suficiente.

Y además es ahí donde se forman los valores básicos, y se establecen los parámetros fundamentales de lo que va ser esa persona hacia el futuro. Una persona que en su primera infancia recibe amor, recibe cariño, va a ser en el futuro, posiblemente, una persona tolerante, una persona amable. La persona, el niño o la niña que reciben una buena nutrición, será en el futuro un ciudadano, una ciudadana, mucho más productivo; tendrá mejores capacidades.

Ese niño o esa niña que a esa edad le enseñan a aprender, pues se le va a facilitar la vida en el colegio, luego en la universidad, luego en su trabajo; como padre o como madre de familia también.

Por eso es tan importante que una sociedad le ponga esa primera infancia como prioridad, y es lo que ustedes hoy están comprobando que así es. Ustedes también están poniendo la primera infancia como prioridad.

La adolescencia también. La adolescencia es al fin y al cabo esa etapa de la vida donde nos formamos todos, donde adquirimos esos principios, esos valores que después nos servirán de mapas y de guías cuando encontramos incertidumbre, cuando nos confundimos, cuando nos perdemos.

Si tenemos unos valores sólidos, unos principios sólidos, de qué agarrarnos en momentos de incertidumbre, será más fácil tomar decisiones y sobre todo decisiones correctas.

Ahí reside el gran valor, la importancia de tener unos principios. Y esos principios se inculcan en esa edad, de los seis a los 26 años.

Por eso todas las sociedades que le ponen especial atención a la formación de su primera infancia y luego de esos niños y esos adolescentes, es una sociedad que también va a poder desarrollarse, progresar con mucho más facilidad; una sociedad mucho más homogénea, que va a trabajar mucho más unida. Y esas sociedades unidas, cuando se unen en torno a objetivos que se establecen, generalmente son las sociedades que logran que esos objetivos se conviertan en realidad.

De manera que muy complacido, muy complacido de haber asistido a este evento y a esta firma que acabo de servir como testigo: que los gobernadores hayan decidido dedicarle la totalidad de los recursos que se ganaron con esta conciliación con la Philip Morris y que hayan decidido que ponen todo para construir infraestructura precisamente para la primera infancia, para los niños, para las niñas, eso es una demostración de que tienen muy bien establecido su sentido de las prioridades.

Y por eso fue que, con gran placer, nosotros dijimos: ustedes ponen esa plata, 34 mil millones de pesos, nosotros ponemos 40 mil millones. Y eso nos va a permitir construir —porque esa fue una de las condiciones, que se construyeran estos sitios, estos albergues, que en los sitios donde no hay en este momento—, y gracias a este convenio se van a poder construir 55 centros de desarrollo infantil para atender a cerca de 5 mil niños en municipios donde nunca había existido una infraestructura para la primera infancia.

Y para darles una idea de la importancia de este paso que se dio hoy, y de esta firma de este convenio, en los últimos 5 años, desde 2008, se han construido 135 centros de desarrollo infantil.

O sea que esto significa casi que con este solo convenio se va a construir el 50 por ciento de lo que ya está construido de lo que se ha venido acumulando durante los últimos 5 años.

De manera que los felicito, señores gobernadores, porque están utilizando bien los recursos y están utilizando bien el sentido de las prioridades.

Y eso es lo que tenemos que hacer. Y tenemos que trabajar juntos para poder ser cada vez más efectivos en los resultados.

Y eso además es lo que la Procuraduría quiere hacer con su contribución y con su vigilancia, vigilar permanentemente cómo van los resultados, cómo estamos cumpliendo, en qué estamos invirtiendo el dinero y si ese dinero está produciendo los resultados para que podamos ir garantizando los derechos, no solamente a los niños, sino todos los derechos de los ciudadanos en general.

Y vamos a poder cumplir mucho mejor esos resultados si, repito, trabajamos juntos gobernadores y el Gobierno Nacional.

Nuestra querida anfitriona, la señora Gobernadora del Quindío (Sandra Paola Hurtado Palacio), mencionó algunos puntos que yo quisiera referirme también en forma muy breve, porque sé que este evento, tenemos ahora otro evento y el tiempo apremia.

He venido oyendo a lo largo y ancho del territorio al señor Director de Planeación (Mauricio Santamaría) y se lo he dicho en un par de ocasiones (¿Dónde está el señor Director de Planeación?). Yo lo vi ahorita que estaba ahí.

Señor Director de Planeación: A ver, he venido oyendo lo que la Gobernadora mencionó en su intervención inicial: que hay una especie de desfase entre la metodología que esta utilizando Planeación, en el Sisbén y necesidades básicas y satisfechas, y lo que las gobernaciones y las alcaldías perciben. Y que ese desfase esta generando problemas, problemas de exclusión, problemas de inequidad.

Yo sí quisiera que estableciéramos urgentemente, lo más pronto posible, un grupo de trabajo con algunos delegados de las gobernaciones, que con Planeación miren bien qué es lo que se está haciendo, porque hay ese reclamo, y si estamos haciendo algo mal, que lo corrijamos; que analicen bien qué es lo que se está haciendo, porque esa queja o ese reclamo lo he oído ya en varias oportunidades.

O sea, algo tiene que estar pasando, porque no es aislado, querida Gobernadora.

Decían, tanto la Gobernadora como el señor Presidente de la Federación de Departamentos, que la descentralización es algo que es necesario y en eso yo no podría estar más de acuerdo.

Este Gobierno ha avanzado hacia la descentralización tal vez como ningún otro Gobierno en la historia reciente de nuestro país. Las leyes que se han aprobado en el Congreso de la República en materia de descentralización y de distribución de recursos, creo que no tienen antecedentes.

En 19 ocasiones se intentó aprobar en el Congreso una Ley de Ordenamiento Territorial; no se había logrado. Gracias a la Unidad Nacional y gracias al apoyo del Senado y de la Cámara de Representantes, aprobamos por primera vez esa Ley de Ordenamiento Territorial, que como lo hemos dicho tantas veces, no es un punto de llegada; es un punto de partida. Pero es un paso importantísimo en nuestro deseo de ir descentralizando toda la función del Estado, porque nosotros los colombianos somos un país de regiones y eso lo tenemos que entender. Y el desarrollo de los países, aquí o en cualquier lugar del mundo, desarrollo exitoso, se ha hecho a través de las regiones. Eso también es una lección que la historia nos deja. Y no es sino estudiar el desarrollo económico de los países que han sido exitosos y verán ustedes que siempre ese desarrollo ha sido a través de sus regiones. Por eso estamos totalmente de acuerdo.

Y fue por eso también que se logró aprobar una reforma que hace un par de años nadie hubiera pensado que era posible aprobar. Así como se habían hecho 19 intentos para la Ley de Ordenamiento Territorial, nadie ni siquiera se había atrevido a presentar una reforma para redistribuir en forma más equitativa las regalías.

Pues bien, también se logró. Se logró una distribución mucho más equitativa de esas regalías y unos procedimientos que si bien se han demorado ante la opinión de algunos, yo creo que vale la pena o ha valido la pena, diseñar unos mecanismos que también garanticen la transparencia. Porque si había un reclamo en el país, infortunadamente era precisamente dónde estaban las regalías que se habían pagado durante tantos años.

Pues llegaba a muchos departamentos y decía: ¿cuánto ha recibido de regalías?

-Pues tanta plata. Sumas monumentales.

¿Y dónde están? Silencio absoluto.

Eso no podía seguir así. Y por eso también la forma cómo esas regalías se van a invertir, pues va a darle a los colombianos también más tranquilidad, más confianza, y va a tener un impacto regional muy, muy importante.

Estos esquemas que se diseñaron, que se han denominado los OCAD, donde tienen asiento los gobernadores, los alcaldes y el Gobierno Nacional para escoger los proyectos, proyectos que en las OCAD regionales deben tener un sentido regional, precisamente para darle al desarrollo un sentido regional, eso va a significar un paso importantísimo en el desarrollo y en el bienestar de todos los colombianos.

Y el hecho de que esas regalías también tengan un componente de lo que podría llamarse ‘acción afirmativa social’, es decir, llegarles a los más pobres de los pobres, utilizar criterios de equidad en la distribución de estas regalías, pues también va a tener un impacto muy positivo en algo que para Colombia es fundamental y es buscar cada día más equidad.

También esta el Régimen Municipal que se aprobó, que tiene un contenido de autonomía y de descentralización muy importante. Y está en discusión el Régimen Departamental.

De manera que vamos en el camino correcto. En esto de la descentralización hay que ir avanzando sin mucha prisa pero sin pausa. Y eso es lo que estamos haciendo. En la medida en que se pueda ver que las regiones asumen cada vez con más responsabilidad sus responsabilidades, pues entonces esa descentralización va a producir más frutos.

De manera que en eso estamos totalmente identificados y creo que lo que se ha hecho en estos últimos dos años en materia de descentralización, las reformas constitucionales y legales que ha aprobado el Congreso de la Republica en este sentido, pues también es un paso muy, muy importante en esa dirección.

Ni qué hablar de los Contratos Plan que se van a poner en marcha, que también es un paso muy importante en esa descentralización.

Algunos gobernadores me preguntaban —y aquí se me fue el Ministro de Transporte—, algunos gobernadores me preguntaban lo de los bancos de maquinaria.

¿Qué les podemos decir? ´Porque ese es un clamor de todos los municipios y de todos los gobernadores, exactamente cuántos recursos les vamos a destinar y cómo vamos a administrar eso de los bancos de maquinaria, para que los Gobernadores queden tranquilos, doctor Miguel Peñaloza.

Ministro de Transporte, Miguel Peñalosa: Que no solamente en ese, sino en todos los proyectos que usted ha ofrecido a nivel nacional, yo les he dado tranquilidad. Les he aclarado que son proyectos del Gobierno Nacional.

Estaba en la misma inquietud el Gobernador de Nariño y varios gobernadores, el Gobernador de Norte de Santander y el Gobernador de Santander.

Específicamente en los bancos de maquinaria, para este año finalmente quedaron 100 mil millones de pesos. Se están haciendo los convenios con las primeras solicitudes que ya se presentaron por parte de los departamentos y queda por ponerle los recursos faltantes en el presupuesto del año entrante.

Presidente Santos Juan Manuel Santos: Muy bien, porque ese es un esquema que tenemos que hacer funcionar por que realmente hay una inmensa necesidad y creo que es el esquema más práctico y más útil.
Quiero también agradecer, señor Gobernador del Cauca (Temístocles Ortega) y señor gobernadores y gobernadoras, su manifestación sobre la paz.

La paz, como lo establece la Constitución, es algo que todos los colombianos estamos obligados a buscar.
Pero la paz no es solamente la terminación del conflicto, que es lo que estos acercamientos buscan en una primera fase, en una primera instancia, en un primer tramo: la terminación del conflicto.

La paz se construye desde la primera infancia tratando bien a ese niño o a esa niña, enseñándole que hay que respetar las diferencias, enseñándole a ser tolerante o enseñándole a convivir, enseñándole principios y valores. Y la paz se construye de muchas formas. Y nosotros como país tenemos que construir esa paz de esas muchas formas.

Parte de ese proceso esta en la Ley de Victimas y en la Restitución de Tierras. La Ley de Víctimas, para reparar a las victimas, no es nada diferente a un ejercicio de sanar las heridas causadas por tanta violencia, tanto tiempo de violencia.

Que sabemos que muchas de las perdidas son irreparables. ¿Cuánto cuesta la vida de un hijo, cuánto cuesta la vida de un padre, de una madre?

No tiene precio. Por eso cualquier reparación es simbólica.

Pero es necesaria para que sanen las heridas. La restitución de tierras lo mismo. Y en este proceso de reparación de victimas y la restitución de tierras, que ya en los primeros dos años se estableció ya el esquema y la forma como va a operar y en la parte de las victimas ya se están reparando, hay más de 60 mil victimas ya reparadas a la fecha.

Pero lo importante es que en los próximos dos años, en este segundo tiempo, podamos poner el acelerador, reparar cada vez más victimas e iniciar el proceso de la restitución de tierras, para que también ahí se sanen las heridas y se siembre paz.

Y ahí vamos a tener que pedirle la ayuda y el compromiso de ustedes, señores gobernadores. Ustedes van a jugar un papel fundamental. Sin su concurso eso no es posible.

Y por eso en sus planes de desarrollo y en sus estructuras institucionales, este aspecto de la victimas, de la restitución de tierras, debe estar presente. Es bien importante que ustedes tomen conciencia de que ésta es una nueva responsabilidad. Lo mismo con muchos de los alcaldes.

Y nuevamente volvemos a lo que decía al principio: ese trabajo coordinado Gobierno Nacional, gobierno departamental y gobierno municipal. Así seguimos sembrando la paz.

Porque repito, la terminación del conflicto es una condición necesaria, por supuesto. Pero la paz va a durar mucho tiempo en germinar.

Pero tenemos que hacerlo todos juntos como sociedad tenemos la obligación de hacerlo, nos lo ordena la Constitución. Pero lo hacemos también porque nos nace, nos nace del corazón. Un pueblo que pueda vivir en paz es un pueblo que también se va a desarrollar con mucha más facilidad y con mucha más eficacia.

De manera que mi invitación es a que sigamos reuniéndonos en foros y en cumbres como ésta, para temas como éste. Porque esa es la forma de ir construyendo la paz y la equidad para este país.

Y cuenten que en eso este Presidente siempre estará presente apoyando en todo en lo que esté al alcance del Gobierno y a mi alcance como Presidente.

Muchas gracias por su hospitalidad y sigamos trabajando”.

 
Bookmark and Share