Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
consejería niñez y adolescencia
Skip Navigation Linksde Cero a Siempre > Prensa > Noticias > 2014 > Padres de familia y adultos, principales responsables de seguridad de los niños en Halloween

Sala de Prensa

Padres de familia y adultos, principales responsables de seguridad de los niños en Halloween

31 de octubre de 2014

​Un llamado especial a padres, cuidadores y adultos para que hagan de la celebración del Día de los Niños una fiesta segura y tranquila para todos.

Insistimos en la importancia del acompañamiento permanente que padres o adultos responsables deben brindar a los niños en los recorridos para pedir dulces, recordándoles que los niños, niñas y adolescentes no siempre advierten los peligros, por lo que corren más riesgos de ser víctimas y son los padres de familia los primeros garantes de su seguridad.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar cuenta con la línea de atención 01 8000 91 8080 para que la comunidad denuncie cualquier tipo de irregularidad donde se vean vulnerados los derechos de los niños y niñas en esta celebración.

Recomendaciones:

  • Usar disfraces cómodos, que no tengan materiales inflamables y que permitan respirar y movilizarse libremente.
  • Revisar los dulces, caramelos y golosinas recogidos, deseche los que no tengan su envoltura en buen estado o hayan sido abiertos.
  • Definir con anterioridad el recorrido que realizará e identifique puntos de encuentra en caso de separación del grupo.
  • Tenga cuidado con los vehículos, realice el recorrido por los andenes y no permita que los niños crucen solos las calles.
  • No permita que los niños y niñas ingresen a casas que no conozcan y evite sitios que registren alta aglomeración de público.
  • No salga tan tarde y no asista a lugares que no conoce.
  • Para evitar que los niños coman demasiados dulces y caramelos, asegúrese de que consuman alimentos saludables antes de salir.
  • Fije una hora razonable para regresar a casa.
  • No permita que los niños, niñas y adolescentes manipulen pólvora.
  • Establezca límites a sus hijos adolescentes, impidiendo que el hecho de no recibir dulces se transforme en un permiso para realizar actos delictivos.
 
Bookmark and Share